La velá de Santa Ana

/, Sevilla/La velá de Santa Ana

La velá de Santa Ana, la fiesta más grande de Triana

Si tenemos que hablar del barrio más famoso de Sevilla, con mucho pesar por el resto, hay que referirse a Triana. Tal vez sea el más popular, típico y conocido de toda la ciudad. Ya dicen que los trianeros son casi como si fueran de otra ciudad. Si no te tira para atrás el calor y sabes que en Sevilla, te puedes encontrar muchas actividades y maneras de vivir el verano, es precisamente en esta época del año la mejor para venir al barrio de Triana. El próximo 21 de julio empiezan las fiestas populares del barrio de Triana, también conocidas como la “velá de Santa Ana”. ¿Quieres conocer un poco más de estas fiestas? Sigue leyendo.

La velá de Santa Ana tiene su origen allá por el siglo XIII, y en sus inicios era una romería que se hacía en honor a Santiago (25 de julio), patrón de España, y a Santa Ana (26 de julio), patrona del barrio. No obstante, fue a partir del siglo XVIII cuando realmente cobró la importancia que tiene hasta nuestros días. Para quien no lo sepa, la palabra romería procede de los primeros peregrinos que iban a Roma, a los que se llamaba romeros, de ahí que posteriormente se extendiera el uso utilizando la palabra romería, para referirse a los romeros que peregrinaban a otros lugares sagrados.

En el caso de la velá de Santa Ana, es obvio que la peregrinación en todo caso, se hace a la iglesia de Santa Ana, que se encuentra en Triana. Con el paso de los siglos se fueron añadiendo toda una serie de celebraciones alrededor de la romería, para festejar estas fechas, de manera que si uno visita Triana del 21 al 26 de julio, podrá encontrarse con muchas cosas por ver, y disfrutar.

La fiesta empieza con el discurso de inauguración de las fiestas hecho por el pregonero escogido para ese año, y la entrega de las condecoraciones vecinales al “Trianero del año”, “Trianeros de honor” y “Trianeros adoptivos”. Después los siguientes días, uno puede empezar a ver a partir del puente de Isabel II (también conocido como puente de Triana), una portada iluminada  que conduce directamente al barrio, y a las fiestas. La mítica calle Betis junto al Guadalquivir, se llena de casetas al más puro estilo feria de Sevilla, pero gratuitas y de libre de acceso, de manera que cualquiera que se acerque puede disfrutar de algunos de los platos más típicos de la gastronomía del barrio -y de la ciudad- como son el pescaito frito o las tortillas de camarones, todo ello al lado del río. El calor seguro que se podrá paliar con un poco de rebujito a granel.

calle betis paradas feria triana

Y si de calor tenemos que hablar, la mejor forma de refrescarse esos días en Triana es participar en uno de los concursos tradicionales y quizás el más icónico de las fiestas, “la Cucaña”. Consiste en un largo poste horizontal enganchado a una barcaza, el palo se embadurna de grasas y aceites, y en el extremo más alejado del barco, se engancha un banderín. Seguro que ya has intuido en qué consiste a partir de aquí. Todos los participantes deberán hacer uso de sus dotes acrobáticos y reflejos para conseguir llegar hasta la punta del poste y coger el banderín, antes de caer al agua. Conseguirlo no es tan fácil como parece desde los muelles a buen recaudo del río y del sol. Aunque como decíamos, quizás con las temperaturas de un julio cualquiera en Triana, apetece intentarlo y si no sale, dejarse dar un chapuzón.

la cucaña velá de santa ana

Hay muchas más actividades como una carrera ciclista de unos 115 km llamada Clásica Memorial Antonio Rodríguez Zeppelín, con salida y meta en la Plaza del Altozano, uno de los puntos clave para todas las actividades de las fiestas de la velá de Santa Ana. También podrás encontrar concursos de pesca, de regata o de piragüismo o un mercado de alfareros en el paseo de la O, además de un escenario donde tocarán cantantes y se realizarán concursos de sevillana o de cante, así que como puedes ver, actividades para todos los gustos.

Por supuesto, como toda romería, la velá de Santa Ana también tiene su ofrenda floral a la patrona de las fiestas. La noche del 25 al 26 de julio, se vive uno de los momentos más emotivos de las celebraciones, ya que es cuando se hace la entrega de flores a Santa Ana en la catedral de Triana. Después, a las doce de la noche sigue con el repiqueteo de tambores y el toque de cornetas de la banda Cristo de las Tres Caídas, tocando desde la torre de la catedral, a la luz de bengalas.

catedral de santa ana velá de santa ana

Para terminar las fiestas, no hay una manera mejor que disfrutar de unos vistosos fuegos artificiales la noche del 26 a las doce, que darán por terminadas estas fiestas del barrio de Triana. Así que no te lo pienses si tienes planeado venir a visitar Sevilla en julio, la velá de Santa Ana es motivo más que suficiente para que disfrutes del auténtico espíritu de Triana, y te sientas parte de una de las fiestas más bonitas y antiguas de la ciudad.
Si necesitas alojamiento cuando vengas a Sevilla, contacta con nosotros, tenemos los mejores alojamientos al mejor precio, y con la ubicación perfecta para que disfrutes de tu visita y de las fiestas de Triana.

2017-07-12T10:40:58+00:00julio 12th, 2017|

Deje su comentario